Cuando se Pone Difícil

    Cuando se Pone Difícil

    Cuando se Pone Difícil

    Puede ser difícil si su ser querido sigue fumando. Simplemente entienda que su ayuda tiene un límite.

    Tal vez necesite darle espacio al fumador.

    Dígale algo como;

    “Sé que dejar de fumar es tu decisión, no la mía”.

    “Respeto tu derecho a decidir cuando estarás listo (a)”.

    Si no puede dejar de presionarle, a la misma vez comparta su preocupación.

    Usted podría decirle:

    “Me preocupo por ti”.

    “Quiero que tengas un futuro saludable.”

    “Quiero que los nietos te tengan por mucho tiempo.”

    Muéstrele que entiende que los tropiezos y recaídas son normales.

    Reconozca cada esfuerzo. Dígale:

    “Incluso un intento corto es un éxito.”

    COMPARTA ESTO: