Los Tropiezos y Las Recaídas

    Los Tropiezos y Las Recaídas

    Ya que los tropiezos son comunes, es posible volver a fumar. Por eso es importante entender la diferencia entre un tropiezo y una recaída, para saber cómo enfrentarlos. Estos son ejemplos de tropiezos y recaídas.

    Recaídas – Se regresa a fumar en alguna manera regular.

    Ejemplo:

    • Fuma una bocanada o un cigarrillo completo.
    • Se siente mal y se culpa a sí mismo (a).
    • Se dice algo como, “No soy capaz de dejar de fumar.”
    • Se da por vencido (a).

    Tropiezo – Se fuma una o más bocanadas, pero se regresa al plan de dejarlo inmediatamente.

    Ejemplo:

    • Fuma una bocanada o un cigarrillo completo.
    • Se siente mal y analiza qué falló en su plan.
    • Se dice algo como, “Es difícil estar cerca de fumadores. Tengo que pensar en una manera diferente de enfrentar esta situación.”
    • Continúe su meta.

    Los tropiezos no se tienen que convertir en recaídas. Dígase, “solo fue un tropiezo y aprendí de él. Ahora estoy más cerca de mi meta.”

    ¡Siga intentando!

    COMPARTA ESTO:
       
    New Call-to-action